sábado, 12 de mayo de 2012

CABALGANDO

CABALGANDO



ME RECONOZCO

Reconozco que me apaciguan las damas,                    
que me calman sus féminas dulzuras.               
Reconozco ¡a qué negarlo! que busco                        
el exordio, el gesto, la ávida mirada.               

Tú, te meces en la cuna de mi oído,                
revientas mis escalas seminarias,                     
te ríes... entre imaginarias líneas                      
que inundan la sinrazón de la cordura.             

Aunque sean imprecisos los latidos                 
hay noches lilas que parecen cortas,                
susurros de algodón que no controlas             
y besos, tan sólo uno... por la locura.              

Busco pechos de mujer agradecida                 
hembras henchidas de tulipanes rojos              
y cual desierto preñado de matojos                 
voy buscándote la piel... para mi vida.                 

Mijas a 17/03/2011




Huyendo...

Cabalga corazón, mañana es tarde,                 
Domina el arco iris silencioso,                         
Congrega a la espagiria de los sabios              
Y al trueno y al relámpago y a la luz.               

Cabalga corazón... suelta la brida,                  
Cabriola un aspaviento fabuloso,                                
Domina cual volcán lo tenebroso,                   
Y germinado el mar... crezca la vida.               

Cabalga corazón Caronte espera,                   
No tengo las monedas que precisa,                 
La luz, el sol, la tierra y su ceniza                    
Serán  caballo y crin... para su hoguera                       
19/03/2011.- Mijas



Too late.

Ilusoria luz, auténtica locura,
repleto jardín de tulipanes rojos,
marionetas que bailan a tu antojo
en desorden bienestar que te procuras.

Bien conozco músicas y partitura
mas mi pobre corazón tengo en remojo
no quiero convertirme en el despojo
ni en el pelele bufón  de tu ternura.

Ternuras agrias, esencias de mentiras,
serpiente que hipnotizas a los machos
y con velos de Chanel arrancas vidas.

olvídate de mi, acepta mi rechazo,
víbora del amor, cabeza de hidra,
no procuro tu calor... ni tu regazo. 


Tu encargo

Igual que en la primavera, la lluvia da paso
a un colorido arco iris, para anunciar la vida,
nacen estas letras para tus encantos de luna,
sin aspavientos ni miedos... ávidos de abrazos.

Tú, desconocida Eva, me pides que construya
un poema para tus ojos... para tí sola.
y necesito decirte que...
para que el compás y la música suene
al ritmo del corazón  de un loco
 hace falta,
es necesario,
casi imprescindible... amarlo.

Deja que suenen mis acompasadas letras
en melodía de amor incierto y distante.
déjame que sueñe que te tuve entre mis brazos
susurrándote al oído mi poema... tu encargo.

Igual que el arco iris se agranda y se evapora
entre los átomos inciertos de la lluvia,
de igual manera
conviertes tu deseo en mi palabra
y me lanzas al imaginario torrente de tu vida.

Y guarda el corazón que intuyo delicado,
agárrate, abrázate, aférrate a mi espalda,
cabálgame cual reina, con tus ojos de gata
y deja,  que amándote... camine yo a tu lado.



Realidades

Estoy falto de amor y de esperanzas
Preñado estoy de pensamiento oscuro
Nada espero  y nada me procuro
No me animan vítores ni alabanzas.

El ayer salió corriendo envuelto en sueños
Huyendo como el pez  de estanque huero
El agua putrefacta  de mis  duelos
Es agua que se cura con tus besos.

Pero ayer ya no es hoy... ni es mañana
Los sueños van cayendo en sus  abismos
el día nace y muero sin avisos
el tiempo va minando mis entrañas

Los sueños ya me huyeron...cansados
se los han repartido las estrellas
ya huele a tierra seca las estelas
que van dejando en fila... mis gusanos.

Chinitas...
Hoy, estuve caminando por la Alameda
me introduje en la calle Larios
y anduve entre criaturas con prisa
- los viejos... vamos despacio-.

Una sonriente muchacha me regaló un abrazo
y me sorprendió la necesidad de guardarlo,
sonreí y la tristeza de la falta me hizo daño.
-nos abrazamos siempre a la esperanza-.

Me introduje en las estrechas callejuelas
y me topé con el viejo café de Chinitas.
recordé a Lorca y a su teatro de infieles
-a los cómicos  nos gusta escudriñar-

Vagué por la senda de tu cristo amado,
distante, en silencio, como cada día
tras tus rezos vas siguiéndolo despacio,
días lluviosos de pasión y de calvarios.

Camino por la Alameda, por calle Larios.
Y como el aire te disipas en mi niebla
Como el leve sorbo del moscatel azucarado,
el gusto pasajero... la dulzura de tus labios.

Mi Jábega salió con suave brisa en sus velas
camino de otro puerto... ¡qué fría está el agua!
- los sueños huyen de los desesperados-
Tal vez no pueda... mañana... quizás mañana.
Málaga 02/07/2011


Cristina

No recuerdo aquel amor como locura
- no negaré que te quedaste-
aquellas noches entre destellos y luces
mientras sonaba Hotel California de The Eagles.

Han pasado tres lustros y todavía vuelves.

Dicen que los ángeles no mueren
que al ser materia incorrupta
se transforman en luz... directamente.

He perdido horas en el Camposanto
buscándote, curioseando entre retratos
de pasados claro-oscuros carcomidos.

Quizás la caprichosa memoria
quiera recordarte como eras;
rubia oro, ojos océano y
pese a ello... inolvidable.

Estés donde estés si quieres
resucitar aquello... espérame,
rodéate de aquellas ilusiones mías
que un mal día me robó
aquel oscuro... caballo blanco.


No_puede_ser

El poco honor que el inexorable tiempo me ha dejado,
-el honor es una mezcla de poder y tontería-
Los dolores que el espacio ha permitido que aniden en mis huesos,
tu sinceridad relativa por tanto... meditada,
tu sonrisa, tus caricias y el calor húmedo que me brindas
cuando paso por tu casa, son razones para mi sinceridad objetiva.
- No negaré que lo esperaba-
Ni tu ni yo podemos pagar al equilibrio.
Ni tu ni yo podemos arrojarnos a este río.

Yo no tengo armas y tu... no tienes frío.

J.A.Ávila


Soneto de amor.

Un soneto de amor me has arrancado
de mi pasión resuelta hacia la lira,
catorce versos que plasman una vida
y un dolor más leso que humillado.

Como el toro que no muere en la corrida,
como el lobo que no muere en la sabana,
de la miles de millones de mis branas,
ni una sola, aún queriéndolo te olvida.

La fuerza de mi animal estructurado,
la nobleza de mi atómica energía,
la fiereza que mi raza me ha dejado.

Retorno de mi muerte hacia la vida,
-prefiero pelear a sucumbir callado-
Como el toro que a derrotes se moría.



A un torero.

Citó a la bestia de lejos,
como le enseñó su padre
y un bufido a media tarde
fue el comienzo del festejo.

Capote de grana y oro,
tendido de los artistas,
escuela de los puristas,
y raza... para los toros.

El asta pasó gritando
como hoguera enloquecida,
entre la muerte y la vida,
la madre... le está rezando.

Capote de grana y oro,
escuela de los artistas,
tendido de los puristas,
el arte... está en los toros.

Citó a la muerte de lejos,
¡cómo lloraba su madre!
entró de luto la tarde
llevaba caballos...negros. 



A un docto..
 Reconozco la mayéutica de Sócrates
Sofista de sofistas, infante en Samos
Contando sílabas me temo que vamos
Eludiendo cortes del galeno Hipócrates.

Doce sílabas construyen cada verso
Y cuatro versos componen  cada estrofa
negar no puedo que me place la mofa
Intentaré de esta lid salir ileso.

Ocho versos van, contad si está medido
Nueve sin contar éste que está saliendo
Mi torpeza literaria está temiendo
Que son doce los versos acometidos.

Es un verdadero sin vivir... ¡no puedo!
¿qué dirá?... ¿qué opinará?... ¡siento la hoguera!.
¿Me dirá que son los versos de Castuera?
¿quizás debiera arrastrarme por su suelo?

Ayudadme, adalid de las letras puras
Aconsejadme docto de santa escuela.
No me castigue la grupa con su espuela,
Ni consejas dé... de  amores ni escrituras.
.
Mijas a 09/07/2011


MI RABIA

Tengo rabia y dolor incontenibles
que en mi lápiz de carbón oscurecen,
sobre el folio nacen, viven y crecen
poemas de mis verbos  predecibles.

Bailar con las palabras en verbenas,
sacar, parir un verso a borbotones.
Sabed que yo prefiero las pasiones
sobre los suaves pubis de las hembras.

Tus besos calmarían mi tormento
pues nada me fatiga o me detiene,
me sobra corazón... me falta aliento.

Mas, quisiera saber  si vas o vienes
las palabras se pierden con el viento
no estoy para perder ya... muchos trenes.

La ternura.

Recuerdo a mi excelso abuelo son su calada boina,
a la hermosa Corinne con su pelirroja cabellera.
Recuerdo la vida pasando como pasa la extinta luz,
como el agua de arroyo infecundo que al llegar al mar
se diluye en silencio entre peces de colores de plata
que no esperan... porque no saben de esperanzas.

Recuerdo el pan recién cocido de mi abuela
y el turrón blando y celoso de su vieja cocina.
recuerdo el mal de ojo de sus gitanos
y el agua  de las acequias donde me bañaba
las tardes de verano... tras la oportuna siesta.

Hoy, encerrado en el olvido y por tanto... libre
repaso las ortigas de los huertos de naranjos
vuelo entra las ramas del olivo como el pájaro
que busca el amor trinando melodías en celo.

Hoy, ayer, mañana, conceptos de un tiempo
que mide un animal carente de libertad
un carroñero ávido de sangre fresca.

Hoy, llegas tu entre ternuras y me dices
que amas la tenue luz de la luna llena.

Y hoy... mi ternura se hizo luz distante.


Mariposas
.
Triste, inundado por la pena de tu ausencia,
extremadamente solo,
extremadamente serio.
.
Volcando pasiones de distancia,
extremadamente queda,
extremadamente larga.
.
Atropellan mis ojos las lágrimas,
extremadamente tristes,
extremadamente amargas.
.
Mi corazón arde en nocturnas llamaradas,
extremadamente ahogado,
extremadamente... amada.


Abstraido

Los sabios de lo oculto hablan de mundos paralelos,
Láminas del universo en diferentes tiempos.
Hoy es demasiado tarde,
mañana... tal vez  muy pronto.
Vuelve el polvo al polvo, la estrella al universo.
Y yo paso por tu casa
donde siguen...
                        ...mis recuerdos.


A Lucía.

Vuela esta canción...
Cuando la ansiedad aprieta
y  recordamos las batallas,
los espadazos y remiendos
del tiempo y la distancia.
Para ti Lucía...
Volar quiero, quise y no pude
para intentar salvar aquellas vidas
que se truncaron ilesas de besos.
Pero me levanto y vengo a tu convite.
La más bella historia de amor  que tuve y tendré...
No negaré que mis ajadas cartas duermen
como caduca  hojarasca invernal
esperando que tu agraciada lengua
se pronuncie entre mis versos.
Es una carta de amor   que se lleva el viento píntado en mi voz...



TUS TEOREMAS

Envuelto con mis dudas... circunspecto
callado y escuchando a la cigarra.
-resuelven con sus cantos las batallas-
Cansado, mas pensando en tu soneto.

Sentado donde pacen los recuerdos.
-un poyo de granito me acompaña-
Ausente, dibujando con mi vara
palabras que construyen tu boceto.

Yp quiero agradecer tu carne dura,
tus pechos de mujer de vientre plano,
mis labios los abruman... tus poemas.

Recuerda que es el tiempo quien perdura,
la carne morirá tarde o temprano,
dibújame en la piel... tus teoremas.


He pensado en ti..

He pensado en ti, no hay nada nuevo
he pensado en ti y entre mis dedos
te escapas como agua limpia y clara
salvaje e inquieta... transparente.

He pensado en ti... fue  muy bonito
no supe buscarte en el olvido.

Tu azabache pelo... iluminado
tu risa de luz almidonada
tu ánimo especial...esa mirada
hacen que me sienta afortunado.

He pensado en ti y he sonreído.
lleno está de besos... tu retrato.

Vélez Málaga 28/09/2010


A mi gata

Entre  las patas de una amada mesa,
te encontrará  el recuerdo si te busca.
Entre faldones de mi vieja cómoda
un suspiro y un suave ronroneo
denota condición de bella fiera.

¿será peludo gato extrovertido?
- no  lo es, me  respondieron las gaviotas-
Ella entre los faldones de mi mesa
analiza ternuras con su rabo.

¿Y si ánade que emigra por los fríos?
pregunté a las palomas mensajeras,
No sería ni roja ni violeta.

¿Y si... luz? dijo la envidiosa sombra
enfadada de pasión con su luna.
Pero... ocurrió el milagro de los versos
y un maullido preñado de ternura,
de lila  y luz... impregnó  el universo.


Esperando

Hola amor mío, ya estoy despierto,
pensando en los átomos dispersos
que  siembra tu pecho al respirar
en derredor de tus... universos.

Eres parte de un continuo inevitable
tus células y  las mías nunca mueren,
vagan por la  amapola y el viejo roble    
y yo te admiro y disfruto de tus verdes.

Puedo amarte en el tronco  del abeto,
amarte entre las piedras milenarias,
sentirnos,   escondidos en los setos,
pero  nada ocurrirá...
                                         ...  si no me llamas.


Allende_los_mares

De la tierra de los fuegos y los mares
donde campos hubo azules de poetas
donde las bellas costumbres ancestrales
les nublaron mascarones sus corbetas.

Anoche entre silencios te esperaba
como espera a sus  hijos una madre.

Eres como el fuego en la tormenta
bajas hasta el suelo con el trueno
y sabes de la lluvia como el toro
que pace dominante en su dehesa.

Anoche te esperaba...como espera
los niños las caricias de sus padres.

Es Marissa corazón tierno y dulzura
que vuele este poema hasta tu oído
que cruce el ancho mar verbo y sonido
y llegue hasta tu lar... cogiendo altura.


A tus dulces besos

Vuelvo del  sano abrigo  de tu boca
me asaltaron tus ingles inundadas ,
se me escapó el amor... una mirada
y se me fue entre dientes  un... te quiero.

Tus expresivas cejas me acallaron
-sabes que  es imposible- me dijiste.
¡no tienes remedio!  y se te  hace tarde,
no pagues el  billete de mi  olvido.

Vengo de la ilusión de tu ternura,
a la terrible angustia de mis males,
te arrebaté  un millar de tus suspiros

MI pobre amor  se muere entre alaridos.
LE mecen marejadas fantasmales
Nada me place más que tu ternura.


Secreto_soy_efímero

Silencio, tiempo y silencio,
cansancio y pasión se mezclan
y gritan, emigrados los vencejos,
espaciosos cultos hacia tu boca.

Paso las horas metido en tu mirada
por poder chupar tu desatada lengua,
sólo buscas mi amordazada boca
y me pides lo bruno del silencio.

Tu lengua recorre mis contornos
y quisiera articular unas palabras,
pero tu dedo se coloca entre mis labios
y sonriendo me susurras ... silencio.

Y soy silencio consentido,
soy el sexo de tu cama
la incognita mirada
de tu pecado prohibido.

Soy invisible en tus ternuras
la verguenza de tus males
Y soy  amor... y soy locura
de tus ritmos infernales.

16/12/11


VIDA.
Se escuchan  brotar las yemas de la morera,
savia blanca en las verdes hojas de gusanos,
y vibrar los acerados y peludos olmos
al vaivén de los aires preñados de verano.
La primavera vence la estructura del invisible átomo... acariciándolo

Atento al cantar de la cigarra... se me pasó
buscar  el dulce nectar... la brisa lánguida,
la clara tarde donde la tibieza del calor
me recordase tu volcán... entre mis sábanas.
Pero el olor del limonero blanquecino
repleto de azahar y laboriosas abejas
me enseñó que el silencio de la piedra
por la tarde, está dormido... suspendido.
Y el átomo, señor de las estructuras embellece la primavera... reventándola.
J.A.Ávila



Salamanca.
.
Un corazón  latente y bruto
nutrido por las fuentes misteriosas
de una tierra de merinas y vacunos,
alcornocales tierras de cigüeñas.
.
Cuerpos de barro yacen dormidos en la niebla...
.
Arboledas generosas
Y topos en cuevas invernales,
tenores vestidos de cigarras
y barro silencioso en la dehesa.
.
... Herida está la niebla por las astas de los toros.
.
Me pierdo en la quietud de la llanura,
cantándole a la higuera solitaria.
Los muros de castillo, ya vencido,
otrora fortaleza... ora ruina,
esconde las verguenzas de su España.
.
... Los toros van buscando arena y sombra, oro y plata.
.
Este  hombre - que conversa con el vino
Y antaño hubo talado la arboleda-
el que añora otro mar que riega al pino,
no sabe de mujer, si no... de hembra.
Su risa la perdió cuando era niño
es sangre de pastores transhumantes
maldice si la tez destiñe al trigo
y mira con rencor al caminante.
.
Oro y plata; verso y rima; sol y niebla... Salamanca.





Invierno del 2012

Un nuevo día de este invierno frío amanece y se abre paso,
las nubes caprichosas cual ovejas blancas, pastan despacio,
jugando al escondite con el astro rey,  los vencejos negros
y las cigüeñas van llegando entre las quejas de los cuervos.

Cae la lluvia, la tierra con las primeras gotas desprende
olor añejo y resuelve conflictos de las lombrices ciegas.
El cielo generoso, descarga  gotas saciadas  de frutos,
húmeda la tierra desprende aroma de jazmín y romero.

Los vientos se disputan un salvaje combate de fogones,
hogueras de maderas viejas y  caducas bailan en llamas.
Parece seco  el olmo, pero miles de corazones laten
en preñadas y dulces yemas, esperando a la  primavera

La niebla espesa, cansina,  esconde los recién sembrados trigos,
y el hombre  templado y paciente espera acabar con las hogueras
haciendo quesos de cabra, aceites de oliva y caldos de vino,
tejiendo bucles en el tiempo... mientras despiertan las higueras



Marzo, 2012




La primavera...

Esta mañana, al abrir las ventanas de mi casa
me inundó la cálida luz de  nuestra  estrella.
Y mi pensamiento voló hasta  la sensación
de tu abrazo y el suave tacto de tus labios.

La primavera irrumpe sin respeto y mansa...

Un enamorado gorrión pardo gritaba medio loco
entre las ramas de la higuera de mi huerto
animando a los esquejes del clavel temprano
a brotar desaforadamente y sin respeto a nadie.

Me quedé un buen rato mirando al campo.
-Ni puedo ni debo decirte en qué pensaba-
terminé mi taza y desperté del breve letargo
mientras el gorrión, insultante, se apareaba.

Le seré sincero -me dije- y cerré la puerta
con cerrojo y doble vuelta y llegué andando
hasta la esquina donde estabas tu apoyada
y resuelta a sacarme la sonrisa y cuatro penas.

...y se hizo caricia y carne...  y me besó... tierna.


Marzo 2012

A mi buen amigo.

Decir amigo, es decir García y Marín,
Tertulia agradable, charla y parnaso,
Amanecer morisco, atardecer cristiano,
Playas donde arriban las jábegas... cansadas.

Decir amigo, es decir palabra y oración,
Silencio y rescate de hadas y princesas.
Lecturas de silencios y sordas miradas
Que cabalgan a lomos de las palabras.

Decir amigo, es decir Marín y García
Azafranes, riachuelos de esmeraldas
Jardines preñados de mentas y albahacas
Jazmines de otros tiempos y olores a vainilla.

Decir amigo, es decir... Gracias. 




Milena.

Ayer,  pensando en el suave tacto de tus labios,
entretenido y absorto en la suave y blanca piel
de tu contorno, recordé una vieja frase;
-La matería no se crea ni se destruye... se transforma-
probablemente pensarás que me estoy volviendo
loco y que no es nada poético mi pensamiento.
Pero... inmediatamente me asaltó una pregunta;
Si la ternura de tus manos no desaparece y perdura...
¿dónde irá? ¿qué rincón, sitio o lugar ocupará?
Desde ayer, esta urgencia por saberlo me ocupa,
me apasiona y necesito saberlo... ¡lo exijo!.
¿Si nuestras pieles son materia que al rozarse se funde
y revientan las escalas seminarias y su estructura?
Dime... ¿podemos fundirnos en un beso?.




Te espero

Yo caminaré de nuevo ese camino
que me lleva de tu luz a mi tiniebla
exhausto y desnudo pero erguido
entre versos voraces de trastienda.

Cada día que pasa, lloro como un niño enfermo,
hago equilibrios sobre un cable de asalariados átomos.
tu, lejos de mi casa, de tu casa... de nuestra casa.

Avanzas tu cuerpo hacia el mío y yo buscándote
con la lengua amordazada por cinco décadas
te busco y nos encontramos curando con caricias
las heridas que sanas con tu lengua

-Contigo soy capaz de vencer al sol, al aire.
Contigo pasan hambre mis gusanos-

Yo caminaré de nuevo entre alaridos
Envuelto en blancas  sábanas de sedas,
bellas manos desatadas en amoríos
salvaje pubis y el tacto de tu lengua.



Mañana…

Ocurre a veces que… tras las nubes negras,
Un radiante sol  reclama la ayuda del viento
Para demostrar que todo es efímero… pasajero.
Ocurre a veces que… tras un nombre, unas letras,
Se esconde la ternura distinguida de una dama.

Y ocurre, y tu y yo lo sabemos, que el silencio
Y la prudencia limita que haya verbos concretos.

Ocurre a veces que los hombres no sabemos verlo,
Intuirlo y perdemos la ocasión del guiño edulcorado.

Hoy, tras la estela del espacio, llegas hasta mi casa
Y ocurrirá –como otras veces- que el verbo se haga carne
Y una sonrisa de revancha se dibujará en mi cara
Tan aporreada por el tiempo y sus tormentas.

Ocurre, sólo a veces…
Lamentablemente…te marcharás mañana. 




AMÉN

Bueno, ya llegó lo que temía, tú huida hacia adelante,
Al menos, nunca podrás decir que no he sido sincero.
Cuando estés sola, en tu cuarto y te acuerdes de esto
Sonreirás a escondidas y.... ¡chissssssssssssss en secreto!

¿Sabes? Casi me alegro que así sea,  tus besos...los míos,
Tus manos...las mías, las caricias y viceversa... de ambos.

Todo queda enterrado en la orilla de nuestra playa,
En los pedales cansados  de nuestras bicis,
En las tristezas de mis soledades,
En mi angustia.
En ti.
Sólo son tuyos y míos esos recuerdos... así sea.

Y por otra parte,
Por la que me toca,
Quisiera darte las gracias;
Gracias por la inigualable y blanca ternura,
Por los dulces e inalcanzables sueños,
Por tantos besos atrapados por tu boca,
Por amarme, por plantarme en mí sitio,
Por el sabrosísimo café... y el azúcar.
Por los suspiros, los engaños.

Y gracias por el tiempo inolvidable
Entre suspiro y suspiro... amén.
  


 Hasta siempre.

Desesperados  átomos  amordazaban mi boca
-Por no escuchar tu nombre, me escondo entre mis ramas-
Quisiera regalarte un campo repleto de colores
De Amapolas, jazmines, violetas y lavandas.
Un arco iris que vaya… de mi casa hasta tu casa.

Los cardos mecen sus pinchos insultantes,
Las atropelladas  hormigas laboran su verano,
Y yo cada día miro el cerrojo de mi casa
Esperando que vuelvas… esperando.

Hoy ya se han callado los gatos, y las fotos donde ríes.
Hoy ya se ha parado  la ilusión y los regalos.
Salió la realidad de sus oscuros escondites.
Hoy ya te has ido y yo he marchado
Y juntos recordaremos… por recordar.

Adiós sueños y caricias, adiós muñeca de percán, sean
Bienvenido los golpes y las prisas… ¡hágase la realidad!
Que si el toro es negro y bruno, pero embiste con firmeza.
Como el toro me siento para el luto, como el toro y la tristeza.



No puedo perderte
.
En el mundo genial de las cosas que dices...
hay historias que no se pueden ni deben contar,
Los tesoros más preciados son estrellas fugaces
que posas cada día en mis cansadas manos.
.
-No podría vivir a tu lado sin esperanzas-
.                                                
Ignoro si existe la felicidad, pero el dolor
me indica que hay un lado oscuro que disipas.
Tus secretos no son marrones si me los cuentas
al oído y yo entre desordenados dientes... sonrío.
.
En ese mundo genial de las cosas que me cuentas
entre el calor de tus muslos sobre los míos
hay historias que creo y rubrico, aunque lluevan
castillos sobre los perdidos ríos de Babilonia.
.
- si esto no es felicidad, debe parecérsele mucho
Me dijiste mordiéndome los labios sin saña-
.
Ignoro si en este mundo del que me hablas
ese que dices en el que has tenido tanta suerte
quedan estrellas que todavía no hemos visto,
pero... te aseguro que hay molinos gigantes.
.
En el mundo genial de las cosas que dices
quisiera saber si me has guardado un banco
donde descargar los millones de estrellas
que tengo para dejarte... yo ya me las bebí. 


Tristeza

Como el acorde de un triste piano
Te llora mi arrastrado silencio.
Un chelo toma las riendas
de la melodía de mi universo.

Ya no hay vuelta atrás y no lo entiendo,
Pero por si acaso… no más besos apasionados
No más palabras ni esperas emocionadas,
No más lágrimas… lo dejamos aquí.

Siento haber pasado por tu vida
Lamento haber labrado… tu cielo
No hay nada más y nada… espero
Ni hay,  ni una  más de mis caricias.

¡Ni una sola palabra más!
¡ni un gesto, ni un beso!
¡no más humillaciones!
¡ni más desprecios!

PD.- Te he echado mucho de menos.


 DAMA DESCONOCIDA

Hoy te he pensado y te veía hecha de los mismos átomos,
De la misma estrella que dio forma a los míos… ¿Qué somos?

En ese mundo genial que tantas veces he soñado y que dicen
Cada uno de tus versos…somos dos y no dormimos juntos
Cómo te puedo querer si nos faltan los matices… del tono
NO  falta nada, hay  mundo, hay miradas, castillos… palabras
hay suerte que se duerme tras el éxtasis de tu mirada

Te contemplo y me pregunto… ¿cómo se puede tener tanta suerte?
No sé si podré quererte… tu luna es tan lejana y cercana a la vez
Que me faltan suspiros para abarcarte… vayamos de la mano
Adelante, sin fortuna, mirándote a los ojos, contemplando
Las esquinas donde podemos perdernos… ¿quieres perderte?

Ignoro donde estabas, qué manos te tocan para  mi pequeño enfado
Por ignorarme, por esconderte, por andar jugando a las escondidas
Con mi pobre corazón. ¿Dónde andabas cuando la soledad me dolía
Dónde, cuando se me escapaban los días con  dolor opaco y bruno?

Dónde, desconocida y dulce dama?... ¿dónde?









2 comentarios:

marián dijo...

Que alegría volver a leerte, precioso

Un abrazo de Marián

Usue Mendaza dijo...

Hoy quise releer tus poemas o reelerte porque tus poemas hablan de ti. Quise quedarme con uno pero no pude....( quizá Milena). porque todos ellos me parecen divinos .Usue